Si tienes pensado ganar un freeroll, tus adversarios te ofrecen la estrategia adecuada: tienes que jugar de forma agresiva y simple.

  • Juega sólo con cartas iniciales buenas.
  • Haz apuestas y subidas grandes, es decir, más altas de lo que las harías en un juego normal.
  • Si tienes una mano buena, saca toda tu artillería.
  • Si no tienes nada, es mejor que te retires a que vayas de farol.

Básicamente se trata de esperar a que te lleguen buenas cartas y atacar. En este tipo de torneos existen tres fases:

  • La primera fase: la cantidad de fichas es bastante grande en relación a las ciegas. Tienes más de 25 ciegas grandes en fichas.
  • La última fase: las ciegas han subido considerablemente y ya tienes menos de 25 ciegas grandes en fichas.
  • La mesa final: aquí se decide todo. Has llegado a la última mesa.

Estrategias