Inicio » Estrategias » ¿Cómo deberías jugar un freeroll? »

¿Cómo deberías jugar en la primera fase?

En la primera fase de un freeroll no vas a poder eliminar a muchos rivales con una subida normal. Y aunque tengas dos ases, tendrás muy pocas posibilidades de ganar si todavía te tienes que enfrentar a cuatro rivales en el flop Así que si tienes una mano tan fuerte como esa, deberías ir directamente allin antes del flop.

Antes del flop

Si tienes una pareja de ases, reyes, reinas o un as y un rey, deberías ir all-in en cualquier posición aunque otro jugador ya haya subido delante de ti.

Si estás en una de las posiciones intermedias o en una de las últimas, también puedes ir all-in con una pareja de jotas o con un as y una reina, siempre que nadie haya subido delante de ti.

Además, deberías subir unas cuatro ciegas grandes (o más) si estás en una de las posiciones intermedias o en una de las últimas y tienes una pareja de seises o más y nadie ha subido todavía.

Si estás en una de las últimas posiciones y ninguno de tus rivales ha subido, puedes ver el flop incluso con cartas especulativas. Es decir, haces limp (sólo pagas la ciega grande): con una pareja de cincos, cuatros, treses o doses, con un as y una carta del mismo color y con conectores de palo medios o altos, es decir, cartas del mismo color y además consecutivas como 7 y 6 o reina y jota.

Después del flop

Después del flop tienes que plantearte la siguiente pregunta: ¿tengo algo? Si no lo tienes, te retiras.
Si tienes dos parejas o una mano mejor, vas all-in.

Si tienes un proyecto de color o un proyecto de doble punta sólo vas all-in si varios rivales han invertido más dinero en el bote.

Con una pareja máxima, una pareja formada por una de tus cartas iniciales y la carta más alta de la mesa, vas all-in si tienes como máximo dos rivales. De lo contrario, juega con prudencia con esa mano.

Estrategias