Inicio »

Cómo gestionar el dinero

La buena gestión del Bankroll es el concepto que más claro debe tener un jugador de poker. Antes de conocer los límites, estrategias o faroles, debes tener muy claro de qué estamos hablando cuando mencionamos la buena gestión de la banca o bankroll.

¿Qué es el Bankroll o banca?

El Bankroll es el dinero del que dispone un jugador para destinarlo a jugar al poker. La buena gestión del bankroll consiste en asegurarse de tener una cantidad de dinero suficiente para poder seguir jugando al poker a largo plazo. Para ello es importante mantenerlo en un cierto nivel, protegerlo y por supuesto aumentarlo.

En la gestión del bankroll debes tener en cuenta tanto los límites, las reglas, las estrategias y las variantes del poker, como también aspectos psicológicos y condiciones físicas y mentales de cada jugador.

Equilibrio entre juego y vida

Para gestionar bien el bankroll, el consejo es separarlo de aquel dinero necesario para “pasar el mes” o pagar los gastos de tu vida diaria.

Un error común es poner los dos en la misma bolsa, de este modo se llega inevitablemente a la quiebra tarde o temprano, ya que un problema de gestión en uno influye en el otro.

 

Las partidas y los límites

Todo principiante debe empezar por un límite bajo. Te recomendamos que el límite no supere el 2% del dinero total que destinas para jugar. Por ejemplo, si tienes un bankroll de 50$, juega torneos de 1$. Para aumentar los límites, debes dominar por completo las reglas del poker y empezar a sentir confianza y seguridad en tu juego. Empezar eligiendo mesas en las que las apuestas sean bajas, te permitirá también familiarizarte más fácilmente con el ambiente y las sensaciones que se tienen en una partida de poker.

Lo recomendable es empezar a jugar Fixed Limit Holdem, donde se limita la cantidad permitida a apostar en cada ronda.

Por ejemplo si el límite es $0,5/1, quiere decir que en las dos primeras rondas (Pre-Flop y Flop) las apuestas y subidas no podrán ser superiores a 0,5$ y en las dos rondas siguientes ( Turn y River) las apuestas serán de 1$.

Aspectos psicológicos

Para gestionar el bankroll, primero debes saber autogestionarte bien. El poker es un juego que requiere concentración y autocontrol y por eso ciertas condiciones físicas y mentales pueden influir en la gestión.

El estrés influye de forma negativa ya que hace jugar de forma impulsiva apostando más de lo que uno debería.

Además de la paciencia, que incluye el saber esperar el mejor momento para hacer un movimiento, es importante la capacidad de observación y de análisis que permite aprender de los oponentes.

Para los jugadores principiantes, es importante no dudar en retirarse, cambiar de mesa o dejar si se tiene sensación de peligro, de lo contrario se corre el riesgo de perder más dinero de lo que uno se puede permitir.

 

Ejemplos de buena gestión de bankroll

La modalidad más peligrosa en la gestión del bankroll para un principiante es la modalidad No Limit (donde no hay límite de cantidad a apostar) y el bote puede alcanzar grandes cantidades de dinero. En estos casos se recomienda no pasar nunca del 5% del total del bankroll en las apuestas. Por ejemplo, en un torneo con un precio de entrada (Buy in) de 10$ te recomendamos dejar de jugar si no dispones de mínimo 200$ de bankroll.

Un síntoma de mala gestión de bankroll es cuando el jugador tiene que estar constantemente recargando dólares en su cuenta.

Una buena gestión de bankroll es el secreto de la motivación ya que la meta de un jugador debe ser conseguir un beneficio a largo plazo, no en una partida ni en un mes, y eso implica obtener pequeños beneficios en cada mano jugada.

Deja un comentario